Ya se encuentra abierta la inscripción para nuestra próxima reunión, presione aquí para inscribirse
Bienvenido, desde aquí podrá encontrar información útil para nuestra próxima reunión
La tradicional reunión organizada por la Dirección de Canchas de la Asociación Argentina de Golf tuvo una gran convocatoria con récord de inscriptos.

Luego de tres días de actividad la XXV Reunión Técnica y Comercial de Mantenimiento de Campos de Golf llegó a su fin arrojando un resultado exitoso. El Jockey Club de Córdoba fue la sede para esta nueva edición que se desarrolló del 30 de octubre al 1° de noviembre de 2012.

Todo comenzó el martes con el Torneo de Golf “Premio John Deere” y la presentación de la Exposición Comercial.

Personalidades como Ken Mangum y Sebastián Olivar fueron los expositores el miércoles 31. El primero de ellos habló sobre la experiencia que significó la preparación del Atlanta Athletic Club para el 2011 PGA Championship, en tanto que Olivar discurrió sobre la restauración de la cancha del Córdoba Golf Club, casa de Angel “Pato” Cabrera y Eduardo “Gato” Romero.

 

Una de las primeras Reuniones, en el Club Estudiantes de Paraná.

Las Reuniones de Agrónomos dieron comienzo en el año 1992 en las instalaciones del Driving Range de la AAG.

Por aquella época eran menos de diez técnicos de todo el país. Que, organizados por la Comisión de Canchas de la AAG se juntaban en Buenos Aires dos veces al año a fin de intercambiar experiencias, discutir temas agronómicos y escuchar la charla de un especialista invitado.

Lentamente estas reuniones fueron creciendo en número de participantes. De dos veces al año se pasó a una, visitando clubes de todo el país.

Mike Shreve en la Reunión de Agrónomos del 2009.

Mis estimados amigos y colegas, cuando Guillermo Busso me solicitó que hablara en representación de los patrocinadores de la XXII Reunión Técnica y Exposición Comercial del Golf, no sabía qué hacer. No tengo autorización ninguna para hablar por mis distinguidos coauspiciadores, las compañías participantes aquí con sus representantes y mucho menos aún me atrevería a ser el portavoz para mis varios competidores aquí reunidos. Sin embargo, si me permiten, ofrezco unas pequeñas observaciones que pueden ser beneficiosas para el grupo en su conjunto.